Las bicicletas son para el verano

Imprimir

Escrita por Fernando Fernán Gómez en 1977

Estrenada en 1982

Madrid, verano de 1936. Una familia de clase media. Acaba el curso y Luisito quiere que su padre le compre una bicicleta. Detrás está el sueño del primer amor de un niño. Un sueño roto a partir de un día de julio que  marcará un antes y un después en las pequeñas historias de un país entero. El final de una ilusión, el comienzo de una tragedia y después más que la la paz, la victoria. 

 Propuesta de asistencia a la representación de la obra de teatro:

Miércoles 5 de abril, 20 horas (DESCARTADO)

Jueves 30 de marzo, 20 horas 

o

Viernes 31 de marzo

Reserva inicial de entradas: 20 plazas

Fecha y reserva de plazas provisional. La idea es confirmar ambas cosas el próximo miércoles 22

Confirmadme lo antes posible  los que estéis interesados en asistir a la representación  en el correo del claustro (profesores)  o en el del departamento (estudiantes)

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Estoy en contacto con el encargado de grupos del teatro Fernán Gómez para ajustar en el plazo indicado la asistencia y el número. Según peticiones, podría solicitar más entradas

PRECIO ESPECIAL DE ENTRADA: 10 EUROS

 

 

 

NOTICIA: 40 ANIVERSARIO DE UNA OBRA

El texto de Fernando Fernán Gómez (1977)

Una obra maestra

Resultado de imagen de las bicicletas son para el verano

Película de Jaime Chávarri (1984)

Resultado de imagen de las bicicletas son para el verano

La versión de radioteatro en la SER (2011)

 

Bicis

 

Valoración crítica (Drac Mâgic)

 

La Guerra Civil adopta en el filme la forma de un relato aparentemente simpático y agradable, pero una vez se traspasa esa superficie se descubre la crueldad y el desgarro del conflicto. Jaime Chávarri consigue mantener en su adaptación de la obra teatral de Fernando Fernán Gómez la peculiaridad del texto original, caracterizado por la compleja relación que existe entre los personajes, retratados con honradez y objetividad. Los protagonistas adquieren una dimensión plenamente humana, aparecen como contradictorios, vacilantes e imperfectos. Sus miserias y grandezas se dibujan detalladamente, huyendo de cualquier maniqueísmo y de falsos sentimentalismos. A pesar de la importancia de los hechos en la trama de la historia, la Guerra Civil aparece sin estridencias. La guerra cambia y altera la vida de los personajes, pero lo hace de forma imperceptible y callada. Son los pequeños detalles de la vida cotidiana los que finalmente se revelan como significativos, y son precisamente éstos los que se alteran y se ven determinados por el conflicto, son los que en definitiva actúan como síntoma cruel de ese cambio íntimo. Las bicicletas son para el verano no nos muestra grandes hechos y acontecimientos, sino que se centra en el choque íntimo que produce la guerra en la trayectoria personal de los protagonistas. Pasando de los espacios abiertos a los cerrados, los personajes van recluyéndose en sí mismos y en los oscuros pisos donde viven y se ocultan. El filme refuerza con su puesta en escena y con su estructura narrativa este proceso de encierro. Proceso que se muestra claramente en la circularidad que describe el fin y el inicio, momentos simétricos que indican que nada será como antes y que, por tanto, es imposible volver al principio.

 

Posibles aplicaciones didácticas

Jornada/debate/programa de radio

Derechas, izquierdas: de los años treinta al siglo XXI

El debate sobre la memoria histórica a partir de cuatro obras: Las bicicletas son para el verano, La lengua de las mariposas,Tierra y libertad y Soldados de Salamina