Arturo Barea, la forja de un rebelde en Lavapiés y Brunete

Imprimir

ARTURO BAREA (1897-1957)

Resultado de imagen de arturo barea joven

Mañana 4 de marzo de 2017 tendrá lugar la inauguración de una plaza en Lavapiés que llevará el nombre de Arturo Barea. Se trata del espacio conocido popularmente como "plaza de la Corrala", situado entre las calles de Tribulete, Sombrerete y Mesón de Paredes, frente a las Escuelas Pías en las que fue alumno. La propuesta de recordar a Arturo Barea dando su nombre a una calle o plaza en el barrio de Lavapiés nace de una petición popular promovida por sus lectores a través de change.org

Hispanistas, periodistas y escritores españoles y británicos como William Chislett, Paul Preston, Antonio Muñoz Molina, o Elvira Lindo impulsaron la iniciativa. En este artículo se cuenta esa entrañable historia. La petición se justifica con el argumento de que "La belleza de su obra sobre la ciudad y su gente y la desgarrada sinceridad de su relato sobre la Guerra Civil en Madrid, justifican recordar y recuperar el espíritu humanista y reconciliador de Barea"

Resultado de imagen de La forja libro

Arturo Barea, nació en  Badajoz en 1897 y creció en Madrid en el barrio de Lavapiés. Vivió de cerca este barrio, la ciudad de Madrid y sus gentes. Fue un testigo de su tiempo, el primer tercio de la historia de España hasta la guerra civil, y nos dejó su testimonio literario en varias obras, esencialmente en  La forja de un rebelde. Esta obra narra la niñez y adolescencia madrileña de un chico de Madrid, cuya madre es lavandera en el Manzanares o sea, él mismo, y cómo se intenta ganar la vida como meritorio en un banco. La segunda, La ruta, cuenta su experiencia militar en Marruecos durante la guerra contra los independentistas rifeños, donde llega a conocer y a contar algunas anécdotas sobre el entonces comandante Francisco Franco y el fundador de la  Legión Española, Millán Astray. La tercera, La llama, narra la experiencia de la Guerra Civil. Según el propio Barea, la obra retrata más lo colectivo que lo individual. Fue calificado como uno de «los diez mejores libros escritos en España después de la Guerra Civil» por Gabriel García Márquez

En la primera parte (La Forja) se alude a Brunete  a finales del capítulo III y sobre todo en el IV (Tierras de pan).

La forja de un rebelde fue llevada al cine por Mario Camus en 1990 y está disponible en la web de RTVE

Resultado de imagen de La forja serie de TVE

Barea murió exiliado en el Reino Unido, país al que llegó junto a su mujer, la traductora Isla Kulcsar, en 1938. Allí escribió su trilogía (1941-1944), publicada primero en inglés y después en castellano, pero en Argentina (1951). España tuvo que esperar a la Transición para ver editada su obra por la editorial Turner, en 1977.

Su espíritu humanista y reconciliador desde su compromiso republicano se manifiesta también en Valor y Miedo (1938) un compendio de narraciones breves ambientadas el la Guerra Civil española, especialmente en el último relato “Plaza de España”

Una ocasión para conocer o redescubrir  una excelente novela, La forja de un rebelde  pasear por Madrid siguiendo sus relatos y reivindicar la memoria de un escritor y un español  injustamente olvidado.